Guarín rompe el silencio tras escándalo

Fredy Guarín. Foto: Futbolred.

Fredy Guarín, mediocampista de Millonarios, aclaró todo lo relacionado con el episodio del pasado jueves, en el que terminó en un centro de salud, tras protagonizar un supuesto episodio de violencia intrafamiliar en la ciudad de Medellín.

El jugador agradeció a todos por sus palabras de aliento y señaló que espera salir del pozo cuanto antes.

“Quiero manifestar a mi familia, amigos, seguidores, compañeros y directivos del fútbol, palabras de eterno agradecimiento por su solidaridad y apoyo incondicional ante mi actual situación personal y familiar. Sobre las versiones que circulan por redes sociales sobre lo acontecido, es importante aclarar que no son ciertas las afirmaciones que señalan negativamente a mi familia; solo pido un poco de respeto para ellos, en especial para mis hijos, quienes no deben asumir las consecuencias de mi exposición pública ni de mis actos”, expresó en un comunicado.

“Hoy afronto en mi vida uno de esos partidos difíciles, pero estoy seguro que con la ayuda de Dios y cada uno de ustedes que creen en mí y conocen mi accionar vamos a salir victoriosos. Valoro inmensamente desde el fondo de mi corazón todos los mensajes de aliento, que me llenan de esperanza para mejorar día a día. Seguiré trabajando honestamente de la mano de Dios”, agregó.

El jugador fue puesto bajo custodia el pasado jueves por la policía de Medellín tras agredir a su padre y a otras personas en la casa de uno de sus familiares.

El hecho aparentemente ocurrió, cuando este se encontraba en estado de ebriedad, según los reportes, informó Marca.

Más detalles abajo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Fredy Guarin (@fguarin13)