Gómez probó un poco de su propia medicina

Momento de la fuerte falta. Foto: Captura.

El defensor paraguayo Gustavo Gómez es conocido por ser un férreo zaguero que no teme entrar duro de ser necesario.

En esta oportunidad, llamó la atención que el compatriota fue víctima de una tremenda patada, de parte del delantero Jô, de Corinthians.

El duelo significaba el partido final de ida por el campeonato Paulista, entre Palmeiras y Corinthians, el cual acabó empatado sin tantos.

La fuerte falta ocurrió en la primera etapa y a pesar de la violencia, el árbitro Raphael Claus decidió sancionar al ariete solo con una amarilla.

Gómez es el capitán de la selección paraguaya y luego de superar un cuadro de coronavirus es una pieza fundamental de Palmeiras.

Las imágenes abajo: