Pipino revela el porqué siempre fue “jugador de segundo tiempo”

Nelson Cuevas. Foto: Archivo/ABC.

El exdelantero Nelson “Pipino” Cuevas recordó el Mundial de Corea y Japón 2002, cuando fue pieza clave en la campaña de la Albirroja a pesar de que no fue tenido en cuenta en el partido más importante.

En aquel momento, Cesare Maldini dirigía a la Albirroja y no conocía mucho del fútbol paraguayo, reconoció Cuevas en conversación con la 730 AM.

Pipino ingresó contra Eslovenia y fue fundamental para vencer y pasar a los octavos de final de aquel torneo.

Paraguay enfrentó en octavos a Alemania, que posteriormente fue finalista. En ese duelo todos esperaban el ingreso de Cuevas, cuestión que ocurrió pero en los minutos finales, con el marcador adverso, pero ya no gravitó.

Cuevas manifestó que en ese partido pudo haber sido decisivo y recordó que sus exentrenadores, como Ramón Díaz o Américo Rubén “Tolo” Gallego, en su momento que tenía un “sprint final” demoledor.

Cuando ingresaba en los últimos 30 minutos de los partidos podía sacar provecho del cansancio de los defensores. Por eso “siempre fui un jugador de segundo tiempo”, reconoció.

“Le daba otra dinámica” al equipo cuando entraba de recambio, dijo.