Vino a fichar por Cerro, pero terminó amargando al Ciclón

Romaña ante el Ciclón. Foto: Copa de Primera.

El defensor colombiano Johan Romaña confesó que vino a Paraguay para fichar por Cerro Porteño, sin embargo su incorporación fracasó.

“Fue algo muy lindo, una historia muy bonita porque yo venía a Cerro Porteño, me traía un empresario, de ahí no sucedió nada, no fui ni a entrenar allá”, confesó en conversación con los medios.

Resultó llamativo ya que el defensa, de 21 años, fue uno de los pilares de la victoria de Guaraní ante el Ciclón, el pasado domingo.

Siguió hablando sobre su llegada al país y manifestó: “Me dice un amigo que en Guaraní necesitaban un central para la reserva. Yo tomo la decisión de quedarme, de entrenar, ahí duré seis meses sin nada porque mi transferencia no llegó”.

Valoró que luego se dio la oportunidad. “Lastimosamente porque se lesionó un compañero y me llevan a la pretemporada. Me fue muy bien y ahora estamos en Guaraní bajo la voluntad de Dios”, expresó.

Al cafetero le tocó marcar a Nelson Haedo y fue consultado sobre cómo lo trató el “León Guaraní”. Atizó que el veterano delantero lo trató bien y que es un “señor” dentro del campo.

Los detalles abajo: